26 Feb

¿Quieres cambiar tu estilo?

shutterstock_132961508

¡Hola de nuevo!

Como coach de estilo y personal shopper, soy capaz de analizar la imagen de mi clienta y mejorar su marca personal tras un estudio técnico. Cada persona desarrolla un estilo diferente que se define con un fondo de armario adecuado y se rediseña según las necesidades y prioridades.

El estilo es un conjunto de todo; maquillaje, peinado, look y actitud. Muchas de mis clientas me dicen “Rocío, yo no tengo estilo”, y esto es algo que me atrevería a decir que nos decimos todas alguna vez en la vida, hasta yo, confieso haber tenido crisis de estilo. Momentáneamente creemos haber perdido el estilo por un cambio brusco de peso, falta de tiempo, después de ser mamá o por circunstancias a las que nos vemos sometidas.

Hoy voy a compartir un ejercicio sencillo que deberíais de hacer antes de comenzar a cambiar o reforzar vuestro estilo, y por tanto vuestro fondo de armario.

  1. Investiga en revistas, pinterest, instagram, blogs de moda… sobre estilismos que te gusten y con los que te sentirías cómoda.
  2. Chequea todo aquello que te llame la atención, ya sea por preferencia, intuición, sensaciones, gustos… ¡Deja actuar a tu inconsciente! ¡Descubrirás lo que verdaderamente te gusta!
  3. Clasifica el material que has recopilado (digital o impreso). Visualiza las prendas que salen en las imágenes, sus formas, colores y estilo. ¡Compáralas con las que tienes en tu fondo de armario! Y hazte la pregunta que yo me hago cuando me encuentro frente al armario de mis clientas,  ¿hay diferencias? ¿cuáles son? Toda la información que necesitas está ahí, delante de ti, solo necesitas tiempo, formación y ser muy autodidacta. Aunque si lo prefieres puedes llamarme para que lo hagamos juntas. Cuando tu guardarropa te informe sobre si necesitas más color o menos, más prendas informales o por lo contrario más looks adecuados para la noche; sabrás que comprar, que renovar, reciclar o eliminar.
  4. Reflexiona la razón que hace posible las diferencias y carencias de tu guardarropa y determina tus prioridades. ¡Anota todo en una lista!

Realizando este ejercicio, tal vez, no de manera inmediata lograrás tu objetivo, o al menos saber comprar en tu próximo “shopping day”. Recuerda que el estilo no tiene que ver con la moda ni con lo que se lleva. El estilo se modifica conforme nuestra vida cambia y debe de ser propio; basado en lo que te gusta y en lo que eres y quieres transmitir.

shutterstock_209698510 (1)

All pictures by Notas Con Estilo

Thanks for reading!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.