12 Abr

Soy mamá ¿cómo me visto ahora?

DSC02146

No sé si te habrá pasado… ¡vas a ser mamá! y todo el mundo a tu alrededor se encarga de decirte lo ocupada que vas a estar para seguir vistiendo con estilo, además de recordarte que llevar tacones será una misión imposible, tanto como que tu bolso sea tan mono como siempre y vaya genial con tu look.

¡No tendrás tiempo para maquillarte!, ni si quiera para ir a la peluquería… eran algunas de las afirmaciones que tuve que escuchar repetidas veces antes de ser mamá. ¡Que poco tacto para una embarazada! ¿Nadie se da cuenta que somos un cóctel de hormonas y sensaciones?

Aquello me aterrorizaba, ¿en que me iba a convertir? ¿quién iba a usar mis bolsos ahora? ¿Tendrían que declarar en estado de cuarentena mi fondo de armario?
La idea de verme con cuatro dedos de raíces, sin maquillaje, en bailarinas y con una mochila llena de biberones, ¡me espantaba un poco!
No era así como yo me imaginaba en mis fantasías de “Supermamá”.

Para la tranquilidad de muchas de vosotras, hice un gran esfuerzo por no abandonarme (aunque algunos días no tuviera tiempo, ni ganas de mirarme al espejo). El cansancio, la adaptación, los primeros día de vida de tu bebé, las dudas y el famoso “baby-blue”, a veces no nos ponen las cosas fáciles.
Entonces decidí dejar de escuchar a la “yo, mamá” y le di voz y voto a la “yo, mujer” que quería sentirse guapa y presumir de su precioso bebé a la misma vez.
Tal vez no tengo una hora para hacerme un contouring, pero si diez minutos para ponerme un poquito de rimmel y polvos bronceadores; tampoco puedo ir todas las veces que quiero a la peluquería pero no hay nada que una coleta o una trenza no arreglen y si ahora mis bolsos tienen que ser más grandes y prácticos, puedo hacer un gran esfuerzo si eso implica “llevar colgado” un Mickel kors. A lo mejor no todos los días me apetece subirme en mis tacones pero si sentirme cómoda en mis converse para ser más práctica y ser una “SuperWoman” que llega a tiempo a todo, y en vez de llevar un coche fantástico lleva un Bugaboo que sube los bordillos de las aceras casi volando. ¡Una maravilla de coche para “mamis-todoterreno” como yo!

Lejos de la superficialidad y el punto cómico y algo irónico de este post (espero no haber ofendido a ninguna mamá), se encuentra el sentirte bien contigo misma, segura y capaz de todo. Aceptar que has cambiado, que antes tenías dos horas para arreglarte y ahora 20 minutos, y tal vez cuando me miro al espejo no sea todo lo que quiero ver, y a veces no me reconozco a pesar de que me guste y me exija más; ahí es cuando me siento felizmente cansada y entiendo que ahora somos dos.

DSC02151

El tiempo cuando eres mamá es tan deseado como un par de “louboitan”, por eso en casa se comparten todas las tareas y nos organizamos para poder disfrutar del poco tiempo libre que tenemos. Podría ser mamá 24 horas al día, pero es mejor sentirse mamá las 24 horas del día y evitar que el cansancio o esa extraña fuerza incontrolable que invade tu cuerpo con el deseo de “querer hacer todo tú” y sin ayuda, se apodere de ti y haga que pierdas tu esencia (me ha pasado, lo reconozco), es un no se qué… que hace que seamos quienes somos.

DSC02161

DSC02167

Puedes llamarme mala madre o puedes unirte al club de las malas madres como lo hice yo AQUÍ ¡Hay más malas madres como yo que prefieren que su casa sea un zona de alto impacto catastrófico a verse como un autentico monstruo!

¡Hay muchas formas diferentes de ser madre pero muchas olvidamos que ser una mamá feliz también es importante! ¡Así que aquí estoy un poco despeinada y algo desmaquillada después de un día agotador pero feliz!

DSC02232

All pictures by Notas Con Estilo

Chaqueta/Blazer: ZARA, Camisera/T-ShirtPedro Del Hierro, Cinturon/beltSTRADIVARIUS

Vaqueros/DenimZARA,  Bolso/bagMICHAEL KORS, Zapas/Sneakers: CONVERSE

Thanks for reading!

 

20 Mar

¿Qué es la nutricosmética?

Imagen3

¡Hola chicas! Hoy vengo con un post de antiaging y de mi rutina de belleza desde que fui mamá. Soy muy fan de la nutricomética para cuidar mi piel, porque pienso que la alimentación es fundamental y en cuestión de belleza hay que cuidarse desde el interior. Sé que a muchas os interesa este tema, así que hoy es el día en el que os hablaré de los suplementos nutricionales que tomo para complementar mi alimentación y cuidar mi piel desde el interior.

¿Qué es la nutricosmética? Es cosmética que mediante vía oral se asimila y llega al organismo para aportarnos diferentes beneficios saludables. La nutricosmética ayuda a tener una piel más hidratada, prevenir el envejecimiento celular, potenciar el bronceado, fortalecer el cabello, reforzar el sistema inmunológico y cargarte de energía.

Llevando una alimentación equilibrada, tenemos todos los nutrientes que necesitamos para disfrutar de un estado de vida saludable. Por mucho que nos cuidemos y comamos bien, es complicado llegar al mínimo de nutrientes necesarios en estado óptimo. ¡Nuestro ritmo de vida no nos pone nada fácil llevar un estilo de vida sano! De ahí la importancia y necesidad de incorporar a nuestra dieta suplementos naturales, que nos aporten vitaminas, minerales, fitonurientes, antioxidantes y proteínas entre otros.

Más allá de la nutrición está la función “beauty” de los suplementos, por eso se convierten en nutracosméticos.  Me gusta tomarlos en el desayuno y tras haber probado diferentes marcas me quedo de momento con el Premium de Juice Plus+. Me gustan los resultados garantizados y la calidad y confianza que me aporta un producto 100% natural.

Cada mañana, tomo dos cápsulas de frutas, verduras y frutos rojos y bayas. Esta mezcla explosiva de suplementación me aporta una carga extra de antioxidantes, colágeno, ácido hialurónico y vitamina C.

En cualquier caso, siempre recomiendo consultar con profesionales del ámbito de la salud y el bienestar, sobre la elección de tomar suplementos y sus dosis recomendadas.  Por supuesto, no hace falta que os diga que no es ningún medicamento y que consumiendo nutricosmética únicamente, no conseguiréis los resultados deseados. La ingesta de la nutricosmética debe de complementarse con un estilo de vida saludable, en el que una correcta alimentación, deporte y descanso sean un todo. Después de ser mamá estoy muy concienciada con “comer bien”, adquirir hábitos saludables, cuidarme y continuar con mis tratamientos de belleza en cabina y en manos de profesionales de la estética además de mis rituales en casa.

En mi caso tuve un embarazo muy hormonal y mi prioridad ha sido equilibrar, iluminar, corregir manchas e hidratar; por eso combino entre semana los tratamientos en casa de Skeyndor de células madre y retinol, para corregir, hidratar y regenerar. Sin olvidar de mis horas de descanso, deporte y alimentación sana.

¡Recordar que somos lo que comemos!

Imagen2 (1)

All pictures by Juice Plus+

Thank for reading!

 

Ir a la barra de herramientas